Alphabet no ha logrado cumplir las previsiones que los analistas habían hecho para su facturación en el primer trimestre del año y lo ha pagado con un desplome de sus títulos superior al 5% en la contratación posterior al cierre de los parqués. El gigante de internet ingresó 36.339 millones de dólares, lo que supone una subida del 17% respecto al mismo periodo del año pasado, pero no alcanzó los 37.300 millones estimados por los analistas. 

Sus beneficios también cayeron, en concreto un 29%, hasta los 6.657 millones de dólares. No obstante, esto se debió en parte a la multa 1.500 millones de euros impuesta por la Comisión Europea a finales de marzo por abusar de su dominio en el mercado publicitario. 

A pesar de todo, la compañía no ha tachado de malos estos resultados. «Hemos registrado un sólido crecimiento impulsado por las búsquedas a través de teléfonos móviles, YouTube y Cloud», subrayó Ruth Proat, directora financiera de la compañía en un comunicado. «Seguimos centramos y entusiasmados por las grandes oportunidades de crecimiento que tienen nuestros negocios», afirmó.

Los gastos de Alphabet han crecido a más velocidad que sus ingresos en los últimos dos años, lo que preocupa a los inversores. En este primer trimestre, alcanzaron los 29.700 millones de dólares, lo que supone un aumento del 16,5% frente al mismo periodo de 2018. No obstante, Alphabet afirma que esta subida de los gastos está justificada debido a las grandes inversiones en oficinas, centros de datos e inteligencia artificial, en línea con los servicios que demandan sus clientes. 

Más información

Alrededor del 84,5% de los ingresos de Alphabet vinieron de su negocio publicitario, frente al 85,5% de hace un año ,

Fuente: Cinco Días