Banco Sabadell recupera el pulso en su filia británica TSB, después de los poblemas técnicos derivados de la migración de la plataforma. El grupo ha registrado en el primer trimestre de 2019 un beneficio neto de 258,3 millones de euros, lo que supone una leve caída del 0,4%, una cifra que supera las previsiones más optimistas, ya que los analistas situaban el resultado en torno a 221 millones, según Bloomberg. 

El margen de intereses, sin embargo, queda algo por debajo, ya que se sitúa en 900,7 millones (cae un un 1,2% respecto al año pasado) y la cifra que queda ligeramente por debajo de los 919 esperados por los expertos. El banco explica esta caída por la aplicación de la norma IFRS16 (que exige nuevos requerimientos) y el grupo mantiene su previsión de cerrar 2019 con un aumento del margen de intereses de entre el 1% y el 2%. La acción ha arrancado la sesión con una subida del 0,8%, en una jornada plana para el conjunto del mercado.

TSB regresa a beneficios tras la tormenta por la integración técnica. La filial gana 7,3 millones, frrente a las pérdidas de 20 millones del cuatro trimestre de 2018. Se trata del primer beneficio después de cuatro trimestres en rojo. El margen de TSB se sitúa en 244,5 millones de euros, y una caída del -3,4% interanual, y -3,3% intertrimestral «debido a la fuerte competencia del mercado del Reino Unido y los menores volúmenes en 2018».

Posteriormente, el CEO de la entidad, Jaime Guardiola, ha descartado la venta de la filial británica: «No hay ninguna intención ni plan». «Tenemos por delante un futuro muy prometedor en Reino Unido», ha valorado el consejero delegado, y ha añadido que la operativa que realizan en el país está muy alejada de los riesgos que puede suponer el Brexit.

En el total del grupo, las comisiones netas del grupo registran un crecimiento interanual del 9,0% (del 8,6% sin tener en cuenta TSB), debido principalmente al buen comportamiento de las comisiones por servicios. Por su parte, el margen de clientes cierra del trimestre con un alza del  2,70%.

El total de costes se reduce hasta los 777 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2019, frente a los 840,0 millones de euros del primer trimestre el ejercicio pasado. Sabadell explica qie los costes no recurrentes presentan una fuerte reducción ya que el primer trimestre del ejercicio anterior incluye el impacto de migración de TSB.

Los depósitos a plazo se sitúan en 29.131 millones de euros (26.305 millones de euros sin considerar TSB), con una caída del -3,1% respecto el ejercicio anterior, aunque con un aumento del 0,9% sin considerar TSB. Respecto al trimestre anterior, supone un aumento de un 1,5% (0,6% sin considerar TSB).

En cuanto a la solvencia, Banco Sabadell explica que ha reforzado su posición de capital tras la venta del 80% de Solvia Servicios Inmobiliarios el 24 de abril. La ratio CET1 fully loaded se sitúa en el 11,15%, frente al 11,1% de cierre de 2018, tras la implantación de IFRS16.  Por su lado, la ratio CET1 phase in es del 11,7% frente al 12% de cierre de 2018.

La ratio de morosidad, baja al 4,10% desde el 5,14% anterior, mientras que la ratio de corberura de dudoss también disminuye, al 52,6% desde el 56,6% anterior. 

Nueva CEO de TSB

La entidad señala que Debbie Crosbie asume a partir del próximo 1 de mayo su cargo como nueva consejera delegada de TSB. La nueva CEO tiene como reto principal la mejora de la eficiencia y rentabilidad de TSB, así como el despliegue de la nueva oferta de negocio de pymes en el Reino Unido

Fuente: Cinco Días