Bruselas recalca que Santander sería responsable ante potenciales demandas por Popular

El crecimiento del crédito al consumo en España empieza también a preocupar al Banco Central Europeo (BCE) y a la Comisión Europea (CE). Ambas instituciones europeas avisan, en su informe publicado el viernes sobre las conclusiones de su última misión de supervisión del rescate bancario en España, de que “la reciente expansión de los créditos a los consumidores merece una vigilancia cercana”.

“Los bancos y los supervisores deben garantizar una implementación lo suficientemente conservadora de los estándares de crédito, en particular a la luz del reciente incremento de la demanda de créditos al consumidor”, advierte la Comisión Europea.

Esta alerta se produce dos meses después de que el Banco de España avisara de los riesgos en los que podrían estar incurriendo las entidades con el crédito al consumo. El supervisor español advertía ante el importante crecimiento que está registrado esta partida, y afirmaba en su último Informe de Estabilidad Financiera que habría que vigilar la marcha de este tipo de préstamos y su morosidad.

El documento de las autoridades europeas muestra su preocupación por el aumento del 12% del saldo vivo de créditos al consumo en un año, de abril de 2017 y a abril de 2018. Más cuando el stock de crédito a los hogares, sobre todo las hipotecas, han disminuido un 1%.

En el trasfondo del crecimiento del crédito al consumo se encuentra, además de una mejora de la economía, la influencia de los bajos tipos de interés, y la necesidad del sector de mejorar sus márgenes. “Los márgenes de intereses de las instituciones crediticias sigue comprimido en el contexto de un prolongado periodo de bajos tipos de interés. Como respuesta, los bancos pueden verse cada vez más inducidos a suscribir créditos con más riesgos”, apunta el informe.

El extenso documento, por el contrario, reconoce que el nivel de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) en los balances de la banca española ha disminuido hasta acercarse a la media europea (en los últimos meses se han acelerado las ventas de carteras de activos tóxicos).

El BCE y la CE también alertan en el informe, que forma parte de la supervisión posterior al programa de rescate de 2012, de otro de los aspectos que podría afectar a la rentabilidad de los bancos, la entrada en vigor a principios de este año de la Norma Internacional de Instrumentos Financieros 9 o NIIF 9 (IFSR 9, por sus siglas en inglés).

Sobre la privatización de Bankia, asunto recurrente que siempre mencionan las autoridades europeas, Bruselas recuerda que la fusión con BMN y la venta de un 7% de su capital en diciembre han sido los últimos pasos hasta ahora dentro del proceso. Y subrayan que completar de forma exitosa la privatización “reforzaría el sector bancario español”.

“Las autoridades españolas necesitan encontrar la mejor estrategia de desinversión y oportunidades de mercado para vender su participación restante en el banco”, afirman.

Como ya ocurrió hace un año, la Comisión Europea y el BCE han vuelto a advertir de que Banco Santander ha asumido riesgos legales significativos tras la compra de Banco Popular en junio de 2017. En el informe destacan que la resolución de Popular ha provocado el lanzamiento de procesos judiciales en España como en los tribunales europeos, por accionistas y bonistas de la entidad, que perdieron toda su inversión tras la resolución.

El documento insiste en que algunas de las demandas se dirigen contra el FROB, pero que el Tribunal Supremo español ha decidido parar el proceso en espera de que se pronuncie el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Una vez ejecutada la liquidación por parte de la Junta Única de Resolución (JUR), Santander tomó una serie de medidas para sostener a Popular e integrarlo en su grupo, entre ellas una ampliación de capital. Por ello, la CE y el BCE apuntan que Santander podría tener que acabar pagando la factura de posibles compensaciones. “Como no se concedió ningún esquema de protección de activos en la venta de Popular a Santander, en principio éste último sería responsable de otros posibles litigios por su gestión de los accionistas o los acreedores del Popular”, destaca el informe. 

Quejas contra Sareb

UE. El BCE y CE vuelven a insistir en que la resolución de Popular fue “un éxito”, ya que no hubo impacto en la estabilidad financiera y las autoridades europeas involucradas en el proceso se coordinaron bien. Además, mantienen que ni los depositantes ni los contribuyentes sufrieron pérdidas.

Sareb. Bruselas y el BCE han vuelto a advertir al Gobierno español de que la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) registró pérdidas en 2017 debido a que su actividad está afectada por la “relativamente baja calidad de sus activos y un ritmo de desiversión más lento de lo esperado. “Por tanto, la Sareb necesita seguir con sus esfuerzos para optimizar su actividad, adelantar ventas y mejorar los márgenes financieros mientras implementa las recomendaciones del Banco de España sobre la valoración de sus activos”, propone el informe.

Deuda. Sareb ha cerrado una amortización anticipada de deuda por valor de 857 millones de euros. Con esta amortización extraordinaria, el volumen de deuda cancelada en los primeros cinco años de vida de Sareb asciende a 12.875 millones.

Fuente: Cinco Días

By |2018-07-06T15:27:37+00:00julio 6th, 2018|Cinco Días|Comentarios desactivados en Bruselas recalca que Santander sería responsable ante potenciales demandas por Popular

About the Author: