bgd-fotos-lq-049El Compliance Officer u oficial de cumplimiento normativo, era hasta hace muy poco una figura totalmente desconocida en España, la reforma del Código Penal, del año 2015 la ha introducido en nuestro país.

Consiste en un puesto que puede estar dentro o fuera de cada empresa, cuya función de manera análoga al técnico de prevención de riesgos laborales, se basa en dos cometidos principales, el primero la elaboración de un plan de prevención de delitos que puedan ser cometidos en el seno de la empresa, y que podrían llevar consigo la condena penal de la sociedad por un delito cometido por alguien perteneciente a ella, y el segundo cometido es velar por el cumplimiento y la actualización de dicho plan de manera periódica a lo largo del tiempo.

Así, gracias a esta figura, una sociedad puede ser eximida de responsabilidad penal, protegiendo así a todos los elementos que la conforman, como administradores y accionistas.

Debido a su reciente creación, nuestra firma es una de las primeras en estructurar esta figura en empresas de toda índole y dimensión, mediante soluciones adaptadas a medida, y siendo coherente con nuestra filosofía de dotar a nuestros clientes empresariales de la protección y seguridad a sus inversiones que merecen.

Por otra parte, son numerosas las voces, que debido a como se ha estructurado la medida en la normativa española, entienden la figura y el plan de prevención de delitos como una figura indispensable para asegurar la supervivencia de las empresas españolas.

Si desea más información, no dude en ponerse en contacto con nuestra firma, donde estaremos encantados de facilitarle las respuestas y soluciones que necesite.