Fachada de una destacada oficina de Deutsche Bank
Fachada de una destacada oficina de Deutsche Bank REUTERS

La dirección del Deutsche Bank en España y los sindicatos firmaron ayer como los trabajadores de la entidad registrarán su tiempo de jornada. Esta iniciativa se suma a la que acordó BBVA a finales de septiembre y que abrió las puertas para desatascar las negociaciones que llevaban desde hace algunos meses la banca y la patronal bancaria, AEB, para firmar un acuerdo sectorial sobre el registro de jornada.

Sindicatos y la AEB se volverán a sentar el próximo 18 de diciembre con el objetivo de acordar, si se puede, las reglas mínimas que regirá en materia de registro de jornada para los trabajadores de banca en los próximos cuatro años.

Se da la circunstancia de que fue un conflicto de un trabajador con Deutsche Bank España el que llevó a CC OO, UGT y otros sindicatos hace unos años a denunciar a la filial española del grupo alemán ante la Audiencia Nacional y que terminó en el Tribunal de Justicia Europea (TJUE).
La Justicia europea falló a favor del empleado y provocó que el Gobierno regulase para que las empresas fijaran un control detallado de las horas realizadas por sus empleados.

La sentencia del TJUE establecía, en concreto, que correspondía a cada país definir los criterios para la aplicación del sistema tomando en consideración las singularidades de cada sector, e incluso de características de las empresas como su tamaño. El Gobierno traspuso una directiva comunitaria que fija tal obligatoriedad a partir del pasado mes de mayo.

Pese al acuerdo firmado con Deutsche Bank, los sindicatos coinciden en señalar el pacto con BBVA como el más beneficioso, incluso más que el de requisitos mínimos suscrito entre los empleados del sector de ahorro (antiguas cajas de ahorros) y la CECA, y al que queda por desarrollar de forma individual si las grandes representantes del sector como Bankia o CaixaBank, quieren. De lo contrario, el registro de la jornada se regirá para todas las antiguas entidades de ahorro por igual.

El acuerdo de los sindicatos y Deutsche Bank incluye el derecho a la desconexión digital por parte de la plantilla, que restringirá las reuniones y comunicaciones “de cualquier tipo” desde la salida del trabajo (19.00 horas) y la entrada al día siguiente (8.00).

El pacto, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, regula también el derecho a la desconexión digital durante los fines de semana, festivos y “vísperas de festivo”, así como la posibilidad de fichar la hora de salida y entrada desde cualquier dispositivo. La entidad habilitará a tal efecto un sistema que permita su llevanza desde el ordenador, el teléfono móvil y tablets, que permitirá el acceso a sus trabajadores en tiempo real.

CCOO valora el acuerdo como un “profundo cambio en la cultura corporativa” para un banco al que los sindicatos llevaron a los tribunales al negarse a negociar el registro horario.

Según CCOO, el acuerdo de registro de jornada firmado ahora responde al empeño de elaborar un sistema que fomente la realización de la jornada efectiva, eliminando paulatinamente la cultura del presentismo e impulsando la conciliación de la vida personal y laboral y, por lo tanto, la igualdad entre hombres y mujeres.

Fuente: Cinco Días