El grupo IAG ha detallado las cuentas anuales de sus filiales españolas en 2018. En su presentación de resultados del año, el grupo fruto de la fusión de Iberia y British Airways publicó las principales cifras operativas tanto de Iberia como de Vueling. Luego facilitó en su informe anual las cifras de las filiales con criterios contables internacionales, como adelantó Cinco Días, pero ahora las sociedades españolas han formulado sus propias cuentas anuales en que detallan su resultado neto. Las dos grandes aerolíneas españolas de bajo coste del grupo, Vueling e Iberia Express lograron beneficios récord en 2018. Vueling mejoró su resultado un 28% hasta 19,8 millones, según sus cuentas. Por su parte, Iberia Express ganó un 36% más en su mejor año hasta el momento: 42,6 millones, según figura en las cuentas anuales de IB Opco Holding, la sociedad tenedora de las acciones de Iberia e Iberia Express.

Iberia se consolidó un año más como primera aerolínea española, con 58 millones de pasajeros en 2018. Los ingresos de su tenedora IB Opco Holding, fueron de 5.140 millones (4.768 millones en 2017) y su beneficio neto creció un 78%, hasta 245 millones, según sus cuentas anuales. Si lo que se mira es la propia operadora Iberia Líneas Aéreas, el resultado de explotación se disparó de 119 a 337 millones y el beneficio neto creció un 43%, hasta 279 millones. Por su lado, Iberia Express eleva de 44,2 a 65 millones su beneficio de explotación (un 47%) y de 31,2 a 42,6 millones su resultado neto (un 36%).

El equipo directivo de Iberia, encabezado por Luis Gallego, ejecuta un nuevo plan de negocio 2019-2023 en busca de mayores cotas de rentabilidad y en el que el aumento de producción y renovación de flota se mantienen como constante.

Al cierre de 2018, Iberia tenía pedidos de aviones por 2.700 millones de euros. La compañía opera 107 aparatos (65 de corto y medio radio y 42 de largo radio) y preveía la incorporación de otros 33 hasta finales de 2022 (18 A320, un A330 y 14 A350). Una renovación para la que Iberia pagó el año pasado 248 millones en concepto de anticipos y a la que ha añadido este mismo mes el pedido en firme de cuarto A350, valorados en 1.244 millones de dólares (1.116 millones de euros) a precios de catálogo. De este modo, la española vuela ya con dos A350 y ha elevado 18 el número de pedidos del avión estrella de Airbus para larga distancia.

Tanto Iberia como Vueling mantienen en sus informes que aunque haya un Brexit duro, “no tendrá un impacto significativo a largo plazo en su negocio”.

Fuente: Cinco Días