El exdirector de Supervisión del Banco de España Jerónimo Martínez Tello declara mañana como testigo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, por el que ya han pasado varios mandos del organismo regulador, que han ofrecido diferentes versiones de la situación de la entidad.

Durante la fase de instrucción Martínez Tello, que fue director general de Supervisión del Banco de España desde abril de 2009 hasta octubre de 2012, aseguró que Bankia contaba con provisiones suficientes en el momento de la salida a Bolsa, en julio de 2011, y que sus criterios contables eran idénticos a los de otras entidades.

También se refirió a los 19.000 millones de euros de ayudas públicas que solicitó José Ignacio Goirigolzarri, nombrado presidente de Bankia en mayo de 2012 en sustitución de Rodrigo Rato, una cantidad con la que el Banco de España no se sentía confortable.

Posteriormente, ante la comisión del Congreso que investigaba la crisis financiera, Martínez Tello reiteró que en los informes de seguimiento de 2011 nunca vieron inviable a la entidad e incluso en los test de estrés, Bankia salía razonablemente bien.

Sobre este punto han declarado ante la sección cuarta de la Sala de lo Penal antiguos inspectores del Banco de España, algunos de los cuales sí informaron de dudas sobre la viabilidad de Bankia.

Según Tello, el Banco de España estimaba que hubieran sido suficientes 13.000 millones, y otros 3.000 adicionales -16.000 en total-, pero accedieron para no crear alarma social; en total, BFA-Bankia recibió 22.424 millones de euros.

La Audiencia Nacional juzga desde el pasado noviembre a una treintena de exdirectivos de Bankia por estafa millonaria a los inversores en la salida a Bolsa, entre los que está incluido su expresidente Rodrigo Rato, que fue director gerente del FMI entre 2004 y 2007 y para el que la fiscalía pide cinco años de cárcel.

El martes está previsto que comparezcan cinco analistas de AFI (Analistas Financieros Internacionales), consultora que elaboró en 2010, antes de la integración de las siete cajas que dieron lugar a Bankia, un informe que estimaba que Caja Madrid necesitaba 7.000 millones de euros.

Se trata de José María Sanz, Justo Antonio Alcocer, Alfonso García Mora, Enrique Martín Banagán y Ángel Berges Lobera. 

Fuente: Cinco Días