El grupo automovilístico francés PSA anunció este sábado que ha decidido repatriar a sus trabajadores franceses y a sus familias que viven la región china de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus.

La empresa indicó en Twitter que su dirección regional de China prepara con la sede central del grupo «los elementos necesarios para la organización del transporte y del alojamiento durante el periodo de cuarentena en Changsha, antes de la repatriación».

Changsha, en la provincia de Hunan, está a unos 300 kilómetros de Wuhan. Una portavoz de PSA indicó a Efe que en total hay 38 personas afectadas por esa decisión, una cifra que incluye tanto a trabajadores franceses como a sus familiares.

Su repatriación se llevará a cabo «en total colaboración con las autoridades chinas y con el consulado general de Francia». El grupo añadió, de forma paralela, que tanto PSA como su socio chino, DFM, están «totalmente movilizados para aplicar todas las medidas que permitan atender a los empleados chinos de su empresa conjunta DPCA, en total colaboración con las autoridades chinas». DPCA tiene tres fábricas en Wuhan y cerca de 2.000 trabajadores.

El Ministerio francés de Exteriores señaló también este sábado que está en contacto permanente con la embajada de Francia en Pekín, el consulado general en Wuhan y su red diplomática y consular en el país.

En su comunicado, precisó que estudia las distintas medidas que podrían ponerse en marcha para evacuar a los franceses que se encuentren en Wuhan y quieran salir de la ciudad.

Francia ha registrado tres casos confirmados de coronavirus. Los tres pacientes habían viajado recientemente a China y han sido hospitalizados, dos de ellos en París y el tercero en Burdeos, en el suroeste del país.

Las autoridades sanitarias francesas han decidido instalar a partir de este domingo un equipo médico en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle para atender a posibles afectados a la llegada de los vuelos directos procedentes de China.

La emisora France Info precisó que se distribuirán folletos informativos en los aviones implicados para ayudar a los pasajeros a identificar los síntomas y que el equipo médico atenderá a aquellos que tengan dudas o presenten señales de estar afectados.

Fuente: Cinco Días