bgd-fotos-lq-008En una sociedad donde no siempre se paga en efectivo y al contado es imposible que no suceda la eventualidad de un impagado en relación a un servicio o producto prestado por su empresa. Por otra parte, en numerosas ocasiones, las empresas consideran que la realización de las gestiones de cobro por personal propio, puede deteriorar la imagen de la propia empresa, añadiendo posibles costes a la ya creada pérdida.

Desde nuestra firma, ofrecemos el servicio de gestión y reclamación de deudas con el que muchos clientes nuestros disfrutan de una tranquilidad añadida a la gestión de su empresa. Así, nuestra metodología es eficaz por varios factores, en primer lugar porque cada impagado para nosotros se considera como un caso que merece un estudio previo, para en primer lugar preparar una negociación fuera de los tribunales, y contar con toda la preparación preceptiva, en caso de tener que acudir a ellos.

En segundo lugar, somos especialistas en todas las herramientas que el derecho español dispone para hacer frente a la morosidad, ya sean procedimientos monitorios, cambiarios, o juicios de reclamación de cantidad.

Por último, nuestra firma se distingue en que tratamos con la misma dedicación todos los asuntos con independencia de la cuantía, ya que comprendemos que la importancia de factura impagada, no depende únicamente de su importe, sino que para el cliente, depende de la importancia relativa de la misma en términos de facturación. Por ello nuestra dedicación es la misma, ya que trabajamos por y para los clientes, y es a ellos a quien nos debemos.

Así, son numerosas las empresas que han contado con nosotros para la solución de la eventualidad de los impagados, y han conseguido un ahorro importante en pérdidas, costes y una ganancia en tranquilidad, ya que nosotros nos preocupamos del Derecho, mientras ellos de su negocio.