Iberdrola ha adjudicado a Vestas el suministro de aerogeneradores por un importe que alcanza los 600 millones, según fuentes del sector. Las turbinas equiparán el parque de eólica marina Baltic Eagle en aguas de Alemania. Según el contrato, por el que también pujó Siemens Gamesa, la multinacional danesa entregará 52 equipos con una capacidad unitaria de 9,5 MW.

El complejo renovable se ubicará en el mar Báltico, a 75 kilómetros de la Isla de Rügen. Podrá generar 476 MW y ocupará una superficie marina de 40 kilómetros cuadrados. Es el segundo parque de off shore de Iberdrola en Alemania, tras la puesta en marcha en 2017 de Wikinger, con 350 MW de capacidad con aerogeneradores de Siemens Gamesa.

Xabier Viteri, director del negocio de renovables de Iberdrola, ha señalado que el proyecto Baltic Eagle ratifica la apuesta de la corporación eléctrica por las energías renovables «que contribuyan a la lucha contra el cambio climático».

Philippe Kavayfan, director general de MHI Vestas, ha destacado que la multinacional danesa estrena con este proyecto su turbina V174, que ya roza los 10 MW de capacidad.

Alemania se mantiene como uno de los mercados estratégicos de Iberdrola en eólica marina desde que consiguió la concesión de Wikinger. La profundidad del Báltico facilita la implantación de estos complejos en sus aguas. En este escenario marino, la multinacional que preside Ignacio Galán contará a medio plazo con una capacidad de 836 MW tras una inversión de 2.500 millones.

Esa capacidad resulta de la suma de las turbinas de Wikinger, Baltic Eagle y del tercer parque off shore en aguas de Alemania, el de Wikinger Süd.

Fuente: Cinco Días