La pugna entre grandes tecnológicas por hacerse con el contrato de outsourcing de Naturgy está resuelta a favor de IBM. El contrato, al que también han optado Indra y Everis, tiene un valor aproximado de 2.000 millones de euros a lo largo de un periodo total de diez años, según fuentes cercanas al proceso.

La adjudicación tiene pendiente aún la firma del contrato, prevista para principios de la semana que viene. Una vez formalizada esta externalización, la compañía que preside Francisco Reynés lanzará nuevos procesos para confiar la gestión de servicios no estratégicos a terceros. Entre ellos figuran las comunicaciones, servicios al cliente, trabajos de áreas corporativas relacionados con recursos humanos, logística y servicios financieros, etcétera.

Estas iniciativas se enmarcan en el Proyecto Lean, impulsado por Reynés tras su llegada a Naturgy desde Abertis. La empresa busca un ahorro de costes de 500 millones hasta 2022. El ejecutivo aplica de este modo las recetas de eficiencia que ya impuso con notable eficacia en la concesionaria de infraestructuras con mínimo impacto en la plantilla.

Fuente: Cinco Días