PayPal ha anunciado que abandona el proyecto de criptomoneda Libra de Facebook, convirtiéndose así en la primera baja de esta plataforma que se encuentra bajo la intensa lupa de los reguladores. 

La compañía señaló que ha decidido “no seguir participando” en el proyecto anunciado en junio pasado, pero que aun así sigue apoyando “las aspiraciones de Libra” y espera mantener un diálogo abierto “sobre maneras de trabajar conjuntamente en el futuro”.

En respuesta, la Asociación Libra, con sede en Ginebra, dijo que era consciente de los desafíos que se avecinan en su intento de “reconfigurar” el sistema financiero. “El cambio que reconfigurará el sistema financiero para orientarse hacia las personas, no las instituciones, será difícil. El compromiso con ese objetivo es más importante para nosotros que cualquier otra cosa. Es mejor conocer esa falta de compromiso ahora, mejor que más tarde “, dijo la Asociación Libra en un comunicado. Facebook no quiso hacer comentarios.

Facebook y otras 27 organizaciones que conforman la Asociación Libra (entre ellas Visa, Mastercard, Uber, Lyft, PayPal, eBay, Vodafone y Spotify) anunciaron a mediados de junio de forma oficial la creación de la criptomoneda para 2020, que estará integrada en WhatsApp y Messenger. Con la salida de PayPal, la asociación Libra ahora tiene 28 miembros.

Visa y Mastercard también están reconsiderando su participación, ya que no quieren afrontar las objeciones regulatorias por su participación, según informó el Wall Street Journal a principios de este mes.

Libra no dependerá directamente de la empresa de Mark Zuckerberg, sino que será gestionada por la asociación, cuya sede estará en Ginebra (Suiza), y su valor estará respaldado por una cesta de activos subyacentes compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países.

Ya el mismo día que se presentó el proyecto, varios congresistas de Estados Unidos pidieron que Libra sea investigada, y desde entonces han sido legisladores y organismos reguladores de todo el planeta, especialmente en Europa y EE.UU., quienes han expresado dudas o directamente rechazo a esta iniciativa.

Desde Francia, su ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, subrayó en julio que la criptomoneda de Facebook no reúne los requisitos para su lanzamiento y reafirmó su rechazo a que cualquier compañía privada tenga la posibilidad de crear una moneda equivalente a las soberanas.

Fuente: Cinco Días