La Unión Europea, a través del Comisionado irlandés de protección de datos, ha abierto su primera investigación sobre cómo Google utiliza los datos personales para la publicidad. El proceso es resulta de varias denuncias contra la compañía presentadas, entre otros, por el buscador Brave, fundado por los mismos gurús que Mozilla Firefox.

Esta compañía, que el año pasado ya se quejó sobre el papel que jugaban Google y algunos anunciantes, considera que cuando una persona visita un sitio web, algunos datos personales sobre su comportamiento en internet son distribuidos a cientos de compañías sin su conocimiento para colocar anuncios dedicados a su perfil.

Según un comunicado, la investigación determinará si el procesamiento de estos datos personales cumple con la directiva europea al respecto, la GDPR, en vigor desde hace un año. Esto incluye considerar las bases de procedimiento legales, los principios de transparencia y la minimización de los daos, así como las retenciones practicadas por Google.

Muchas de las grandes tecnológicas mundiales tienen sus sedes europeas en Irlanda. El regulador del país ya había dicho este mismo mes que tenía 51 grandes investigaciones en vigor, 17 de las cuales involucran a grandes tecnológicas como Twitter, Linkedin, Apple, así como Facebook y sus filiales Instagram y Whastapp.

De acuerdo con la directiva europea de protección de datos, los reguladores tienen el poder para imponer multas por hasta el 4% de los ingresos globales de la empresa o 20 millones de euros. GDPR busca asegurar que los individuos tienen más control sobre los datos que las empresas retienen sobre ellos.

Google afirma que en todo momento ha implementado fuertes protecciones de privacidad, de acuerdo con las recomendaciones de los reguladores europeos y que está decidida a cumplir con la normativa.

Fuente: Cinco Días