La recta final de la opa de Telepizza se complica en el último día de aceptación de la operación. A cierre de ayer, KKR y sus socios tenían aceptaciones que le suponían un control del 47%, según fuentes financieras, pese a que esas mismas fuentes señalaron la semana pasada a CincoDías que ya contaba con más del 50%. Finalmente la operación no será efectiva salvo que logre controlar  más de la mitad del capital más una acción, puesto que de ello depende la financiación.

El fondo de capital riesgo cuenta con un 28,57% de sus propias acciones. A las que que ya tiene en cartera KKR se le suma un 16,42% adicional que ya tenía comprometido. Junto al anuncio de la opa, el fondo comunicó que contaba con el compromiso de venta de cuatro accionistas –Santander Asset Management, Alliance Bernstein, Axxion y Formuepleje– que suman un 12,73%. A este se le añade el 0,9% en manos del propio consejo y el 2,72% en autocartera. Pero las compras en mercado de los fondos opositores a la opa, que han provocado que el precio en Bolsa se sitúe de manera consistente por encima de los 6 euros por acción a lo largo del periodo de aceptación, han conseguido boicotear la aceptación de la operación por parte de los accionistas del grupo de comida rápida.

“La operación corre un grave peligro de no salir adelante de no lograrse alrededor de un 3% adicional”, explica un directivo involucrado directamente en la operación. Ese porcentaje llegaría a superar la mitad de la aciciones de la cadena de comida rápida. “Es de suponer que la acción caiga a precios similares a los anteriores a que se lanzara la opa, en el entorno de los 4,8 euros por título”, añade otra fuente financiera que conoce las entrañas de la operación. Los principales culpables del posible fracaso de la oferta son el hedge fund francés Boussard & Gavaudan, con un 14,3%, y también presente en Dia, y el británico Polygon, con un 6,4%. Existe además una cohorte de otros inversores, entre ellos la gestora Bestinver, que se han opuesto contra viento y marea a la propuesta de KKR, que lidera el consorcio junto al que acude con Torreal, Artá Capital, de los March, Safra Group y la firma de capital riesgo Altamar.

La aceptación mínima para que saliera adelante la opa se situó en un 90%, después se rebajó al menos al 75% ante la fuerte oposición. Y el pasado 25 de abril los compradores abrieron la puerta a anular ese porcentaje. El problema es que la financiación está condicionada a que se obtenga al menos el 50% del capital.

Más información

Los bonos, en entredicho.

KKR había comenzado las presentaciones para una emisión de bonos senior por un importe aproximado de 335 millones de euros y un vencimiento a siete años, destinada principalmente a refinanciar la deuda existente del grupo Telepizza. La emisión, si finalmente la oferta no tiene éxito, lo que se conocerá de manera oficial el próximo lunes, quedará anulada, explican fuentes financieras.

Fuente: Cinco Días