Mapfre empieza a dejar atrás el impacto negativo del efecto divisa. La multinacional española del seguro obtuvo un beneficio en el primer trimestre de 188,1 millones de euros, un 0,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Por primera vez en muchos meses, la mayoría de las monedas locales en los países en que opera la firma no se han devaluado frente al euro, lo que se ha dejado sentir en las cuentas.

El grupo asegurador ingresó 7.675 millones de euros en primas de seguros en los tres primeros meses del año, un 5,8% más que un año atrás. El principal avance ha venido de la venta de seguros de vida (+13,7%).

Por unidades de negocio, España y Portugal siguen siendo la auténtica locomotora de Mapfre. En estos primeros meses del año aportan el 35% del resultado atribuido, con 119,6 millones de euros. También ha funcionado muy bien en Latinoamérica, con crecimientos del beneficio en Brasil del 68,35% y del 40% en Perú.

El efecto divisa también ha sido clave en Estados Unidos y que el dólar se ha apreciado un 8,5%. Sin embargo, en esta división el negocio ha caído en moneda local por la venta de algunas filiales y la reorganización de la compañía.

Uno de los pocos negocios en que se ha mantenido un efecto divisa negativo ha sido el de Turquía. La lira turca ha caído un 22% y Mapfre pierde allí 1,7 millones de euros en el trimestre.

Fuente: Cinco Días