De forma coherente con el ejercicio responsable de la abogacía, nuestra firma fomenta la abogacía pro bono entre sus letrados, así mismo en ocasiones es la propia firma, por decisión de la Junta, la que considera un deber inexcusable la intervención en un asunto por el bien público.

Así, nuestra firma sigue las recomendaciones de la American Bar Asociation, en cuanto a sus reglas éticas, disponiendo de 50 horas de ejercicio profesional de cada uno de nuestros letrados para causas pro bono.

Consideramos que es una obligación de la abogacía en el país, como institución social, velar por el bienestar y la protección de los ciudadanos, del medio ambiente, y del patrimonio cultural de nuestro país.

La abogacía es un pilar dentro de las instituciones que vertebran nuestra sociedad, y con la colegiación como letrado, hay que tener plena consciencia de ello, y actuar en consecuencia y con responsabilidad.