Pymes, se acerca el Brexit: aspectos legales a tener en cuenta

Si se confirma el peor de los temores el Reino Unido abandonará la Unión Europea el viernes 29 de marzo de 2019. A partir del 30 el Reino Unido será un tercer país. La retirada cambiará la forma de relación y tendrá efectos significativos para empresas y ciudadanos.

La Plataforma Pymes ya ha advertido que la devaluación de la libra y las trabas a la circulación de personas que conllevaría un Brexit duro tendrían un grave impacto en el sector e inmobiliario, particularmente en la venta de viviendas a extranjeros y en los alquileres de uso turístico.

Igualmente, fuentes empresariales coinciden en señalar que el principal problema son las pymes. Hay que tener en cuenta que:

• La mayoría de exportadores al Reino Unido son pequeñas sociedades y ahora los 38.000 millones entre bienes y servicios que España vende a territorio británico están en riesgo

MÁS INFORMACIÓN

• Una de cada tres compañías en el Reino Unido está estudiando actualmente abandonar las islas y reubicar así alguna de sus operaciones en el extranjero. El Institute of Directors (IoD) advierte de que el 29% de las empresas en una encuesta a 1.200 cree que el Brexit representa un riesgo significativo para sus operaciones en este país.

Si todavía no lo han hecho, las pymes deberán adaptar sus procedimientos internos en términos de cadena de suministro, licencias y autorizaciones, derechos aduaneros, importación/exportación de mercancías o transferencia de datos personales.

Personal

Es preciso calcular la exposición actual que tiene la empresa en el escenario Brexit. Los proveedores, clientes, colaboradores o trabajadores británicos. Además, se debe analizar la importancia, formalización y margen de maniobra de la que dispone para acercar posturas. En particular:

•  Si el personal de la empresa viaja con frecuencia al Reino Unido o recibe ciudadanos británicos, a partir del 30 de marzo ya no podrán pasar por el control de pasaportes exprés para ciudadanos comunitarios aunque seguramente podrán seguir viajando sin visado para estancias de hasta 3 meses.

•  Si cuenta con trabajadores británicos en su plantilla o con colaboradores en territorio español, para preservar los derechos de estos ciudadanos está previsto habilitar un sistema por el que los nacionales británicos en España pasarán, de ser ciudadanos de la UE a ser residentes legales en nuestro país, adoptándose las medidas necesarias para garantizar a españoles y británicos derechos, seguridad social, asistencia sanitaria, reconocimiento de títulos y cualificaciones profesionales, entre otros.

Formalidades aduaneras

Las mercancías que se envíen al Reino Unido dejarán de tener la consideración de entregas intracomunitarias y se tratarán como las enviadas a cualquier otro país fuera del entorno europeo.

Entre otras cuestiones, eso implica, tal y como indica el Ministerio de Hacienda español, que para enviar mercancía a Reino Unido habrá que presentar una declaración de exportación. Existe también la posibilidad de que el operador tenga que pagar dependiendo del tipo de producto que exporte, diferentes gravámenes y aranceles.

Mientras esto llega, tenga en cuenta que el Ministerio de Hacienda de Reino Unido (HMRC por sus siglas en inglés), ha explicado que establecerá un sistema transitorio para permitir la importación de bienes provenientes de la UE sin tener que realizar una declaración aduanera completa en la frontera. Bastará con anotar en los propios registros internos de la compañía los detalles de la importación y posteriormente realizar una declaración complementaria, hasta un mes después de realizar la importación. Además, se podrá posponer el pago de aranceles y del IVA a las importaciones a las declaraciones del impuesto en lugar de abonarse en el momento en el que las mercancías entran en el país.

Para utilizar este sistema, que se aplicará en los puertos clasificados como RORO (roll on roll off, puertos que permiten la carga y descarga de cargamento rodado), las compañías deberán registrarse a través de la página que HMRC ha habilitado para ello.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea genera incertidumbre en las compañías que pueden verse afectadas por barreras arancelarias y la devaluación de la libra.

En relación con las mercancías recibidas del Reino Unido, a partir del 30 de marzo, habrá que presentar una declaración sumaria de entrada, notificación de llegada, declaración de depósito temporal y declaración aduanera.

Las mercancías procedentes de Reino Unido estarán sujetas a supervisión y control aduanero, lo que supondrá, entre otras cuestiones la aplicación de los aranceles y gravámenes correspondientes; la sujeción a prohibiciones o restricciones y la obtención de licencias o autorizaciones; el cumplimiento de formalidades aduaneras (presentación de las declaraciones exigidas por la normativa aduanera).

Transferencia de datos personales

Las empresas que actualmente ceden datos personales al Reino Unido deben ser conscientes de que dicha actividad seguirá siendo posible pero como “transferencia” de datos personales a un tercer país.

Fuente: Cinco Dias.

By |2019-02-14T08:35:37+00:00febrero 14th, 2019|Cinco Días|Comentarios desactivados en Pymes, se acerca el Brexit: aspectos legales a tener en cuenta

About the Author: