S&P: la calificación de Abertis podría resentirse si los problemas de Atlantia crecen

La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha decidido mantener el ‘rating’ de Abertis tras haber situado el jueves en revisión negativa a Atlantia, que controla el 97,75% de su capital social junto a ACS a través de Hochtief. La prevé mantener la nota de la compañía española incluso aunque rebajen en un escalón el ‘rating’ de Atlantia como consecuencia del derrumbe de un puente en Génova el martes, ya que su filial Autostrade es la concesionaria de la infraestructura. No obstante, la firma ha alertado de que si decide revisar a la baja el ‘rating’ de Atlantia en más de dos escalones, tendrá un “impacto negativo” en la calificación de Abertis.

S&P ha asegurado que mantiene su pronóstico de que Atlantia podrá tomar el control de Abertis mediante los acuerdos ya cerrados con los accionistas. Además, aunque la agencia de calificación eleve en 50 puntos básicos sus previsiones del coste de refinanciación de los 10.000 millones de euros en deuda que faltan por renegociar, el ‘rating’ de Abertis seguiría dentro del rango de ‘BBB’.

La revisión negativa de la nota de Atlantia “refleja el riesgo de que las investigaciones sobre la causa del derrumbamiento del puente puedan llegar a acciones judiciales que terminen en multas o, en un caso extremo, en la rescisión de la concesión de Autostrade”, destacó S&P. Varios ministros italianos han expresado la necesidad de revertir esta y, quizá, otras concesiones, si bien ayer el número dos de Transportes detalló que aún contemplan la opción de limitar el castigo a una multa. Hoy Atlantia se recupera de las fuertes caídas de ayer, marcando una subida del 4%, tras haber perdido ayer el 22%.

Hoy los medios italianos publican que asesores contratados por Autostrade informaron a la empresa en noviembre de 2017 del deterioro que presentaba el puente. El informe, elaborado por los profesores del Instituto Universitario Politécnico de Milán Carmelo Gentile y Antonello Ruoccolo, fue entregado a la empresa italiana en noviembre y advertía del deterioro de algunos materiales, como la oxidación en los cables, y se recomendaba una evaluación por parte de la compañía para abordar estos problemas.

Poco antes, el director de Autostrade en Génova, Stefano Marigliani, había asegurado a las autoridades (municipales y regionales) que el viaducto no presentaba “ningún problema estructural”, a raíz de la preocupación mostrada por algunos vecinos de la zona. Marigliani garantizó entonces que Autostrade estaba realizando labores de mantenimiento y tenía previstas dos intervenciones estructurales para 2018 que reforzarían la infraestructura, según las mismas informaciones.

Así, el puente no se cerró al tráfico y la compañía procedió a desarrollar las intervenciones programadas, presupuestadas en 20 millones de euros. Tras el desplome el martes, Autostrade reconoció que estaba asegurando el pavimento del viaducto.

Fuente: Cinco Días

By |2018-08-17T11:13:45+00:00agosto 17th, 2018|Cinco Días|Comentarios desactivados en S&P: la calificación de Abertis podría resentirse si los problemas de Atlantia crecen

About the Author: